Vie. Jul 12th, 2024

Unos kilómetros de agua mediante, ese paraíso conocido como Formentera invita a completar la escapada o a ser visitada (y disfrutada) exclusivamente.

Paraíso de los Pinos en Formentera, para los amantes de lo íntimo. Entre bosques de pinos, campos de labranza y antiguos vestigios de calzadas romanas, ofrece una propuesta para la desconexión, privacidad y el confort familiar en plena zona de Es Migjorn.

Paraíso de los Pinos en Formentera, para los amantes de lo íntimo. Un total de 29 suites y 6 villas de arquitectura mediterránea que se adaptan a las necesidades de cada visitante y donde sentirse fuera del mundo por unas horas (o días).

Con una piscina, solárium, zona de chill out y pista de tenis en sus instalaciones, y solo a cinco minutos de la playa más cercana, es el lugar ideal para no querer salir durante la estancia. Además, su propietaria (Lina Bustos) se encarga de asesorar personalmente a cada cliente sobre los planes en la isla, facilitándoles excursiones, visitas y reservas a medida, así como proporcionándoles bicicletas eléctricas, patinetes o coches estilo mehari para las actividades que quieran realizar.

Conocer la isla de Formentera y tener el descanso necesario para recargar las pilas este verano nunca fue tan apetecible

También es posible relajarse y sumergirse en la cultura local desde su restaurante Es Mal Pas, símbolo del compromiso de Paraíso de los Pinos con la cocina creativa sin dejar de lado la esencia de la tradición balear.

¿La prueba? Platos como el carpaccio de gamba roja con papada ibérica, el tomate glaseado con agridulce de soja y sopa fría de sus jugos, la merluza negra con escabeche de verdura o el arroz meloso con pulpo y gambas.



Por Bernd Eldelbar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *