Madrid,  restaurantes

La Tasquita de Enfrente cada vez más pulcro

La Tasquita de Enfrente se ha posicionado como una taberna de toda la vida con un recetario cada vez más pulcro, más directo y más sincero

La Tasquita de Enfrente representa la esencia de la cocina a través de productos excelsos y respeto a la temporada bajo la mirada de Juanjo López Bedmar, cuya personalidad arrebatadora y su estilo inalterable son señas de identidad que han conquistado durante 25 años a los paladares más exigentes. En La Tasquita se trabaja con una carta que cambia a diario en función de lo que llega, son los proveedores los que avisan, la noche de antes, a los cocineros lo que pueden servir al día siguiente.

Este pequeño comedor es el destino idóneo para los que buscan el disfrute y el hedonismo culinario. Se ha convertido en un referente indiscutible de la cocina de producto en la capital. Una apuesta simple en elementos y compleja por la dificultad de localizar la mejor materia prima en cada momento y a los productores escondidos.

A la anguila con pera, el carabinero con sobrasada, las cocochas rebozadas o el salpicón de langostinos se incorporan guisos clásicos y tradicionales elevados a la enésima potencia. Albóndigas, callos, lamprea… y además se puede escoger, siempre previo encargo y en momentos muy puntuales, el cocido madrileño más exclusivo de la capital.

Actualmente se trabaja a la carta pero también con dos menús degustación, uno por 110€ con 9 pases y otro Experiencia Tasquita por 150€ con 11 pases que incluye las locuras más irreverentes de Juanjo y Nacho. 

Los chefs de La Tasquita de Enfrente “Lo sencillo es extraordinario con conocimiento, respeto, técnica y amor”

Juanjo López Bedmar es el ideólogo de La Tasquita de Enfrente, cuya inspiración constante de su padre, de quien heredó el negocio y la sabiduría. Ahora se cumplen 25 años y vive su momento más sólido y más libre, abanderando la esencialidad que le caracteriza y la selección del producto más selecto traído de todas partes de España. 

Nacho Trujillo empezó su aventura como lavaplatos en Londres y fue gracias al jefe de cocina del restaurante por el que empezó a aprender el oficio. Tiempo después regresó a Madrid y arrancó desde abajo en La Tasquita, hasta hoy en día que se ha convertido en el perfecto representante de la filosofía de López Bedmar. 

La Historia de La Tasquita de Enfrente

Creció entre fogones ya que su padre, Serafín López (Gaona), regentaba una casa de comidas llamada La Tasquita porque se encontraba frente a La Gran Tasca.

Pero es a los 40 años cuando decide dejar su trabajo como director de una importante empresa de seguros y dedicarse a los fogones cuando su padre falleció y se hizo cargo de La Tasquita. Hasta entonces fue el comensal más gourmet y el viajero más inagotable.

Desde entonces, Juanjo y su equipo han convertido un pequeño comedor de tan sólo 8 mesas en un referente indiscutible del panorama gastronómico español.  


La Tasquita de Enfrente cada vez más pulcros más directos. Por Menuda Oblea.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *