Madrid,  restaurantes

La bohemia Taberna Capitán Alatriste

La Taberna del Capitán Alatriste está situada en el centro de Madrid, en un palacio del siglo XVI, con una cuidada decoración ambientada en el Siglo de Oro

La bohemia Taberna Capitán Alatriste rinde homenaje al personaje más famoso de Arturo Pérez-Reverte. Sus diferentes salones se encuentran en las mismas cuevas y muros que son reflejo de la época pasada, y donde se pueden degustar los platos típicos de la gastronomía madrileña, así como disfrutar de una agradable velada en su terraza exterior en el Madrid de los Austrias.

Está ubicada en la planta baja del edificio, que conserva los muros antiguos de piedra y ladrillo, incluye en el subsuelo, intactas, sus originales cuevas centenarias del siglo XVI, construidas con materiales de la muralla árabe que se usaron para levantar las casas vecinas y rellenar el antiguo foso defensivo de la ciudad, inútil ya en esa época. El trazado de tales murallas y fosos, hoy desaparecidos, dio origen a los actuales nombres de calles próximas como Cava Alta y Cava Baja.

Borrar las fronteras entre historia y ficción, combinar gastronomía, fantasía, cultura y memoria, resulta fuente de especial placer para cualquiera. Este lugar, este barrio y este Madrid son buena prueba de ello.

En estas calles y lugares inmortalizados por la poesía, el teatro y la literatura, sigue latiendo hoy el pulso de aquellos personajes y de la España turbulenta y apasionante a la que pertenecieron. Y a quien pasea por el antiguo barrio de los Austrias le es fácil imaginar que tras cualquier esquina se topará con la delgada y taciturna silueta del capitán Alatriste, verá brillar la espada de su mortal enemigo el italiano Gualterio Malatesta, advertirá el acento andaluz del pintor Velázquez camino del Alcázar Real, escuchará tras la tapia del corral del Príncipe o de la Cruz a los comediantes declamar versos de Lope de Vega o Calderón, en representaciones teatrales que a veces terminan a estocadas, o encontrará a Francisco de Quevedo componiendo jácaras de bravos y rufianes, sentado a una de estas mismas mesas, entre lances de amor o de espada y botellas de vino.

COCINA

La oferta gastronómica es sobria, contundente… típica del siglo XVII -algunos platos se denominan según los nombres que aparecen en la obra- y se presenta en un papiro de cuero enrollado.

Se divide en entrantes y primeros para compartir: caldo de puchero, verduras asadas, buenas chacinas ibéricas, croquetas, pulpo a la plancha, tortilla de bacalao, empanada de perdiz según una vieja receta medieval, lanzas de morcilla, calamares encebollados o judías con perdiz; segundos a la parrilla, como lomo de buey, jarrete de cordero, rabo de toro, olla podrida (sólo por encargo), bacalao al horno, rape a la ranera o a la bilbaína y postres como la solicitadísima tarta de Flandes.

Una cuidada selección de productos típicos de la gastronomía madrileña forman la cocina de este restaurante, donde entre otras especialidades podemos destacar el Cochinillo Asado, la Chuletada del Capitán, la Carne y los Pescados a la Brasa, las Migas de la Lebrijana o la Tarta de Flandes, que se complementan a la perfección con una extensa carta de vinos que cuenta con más de 175 referencias.


La bohemia Taberna del Capitán Alatristes. Por Menuda Oblea

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *